emprerdedor

¡Donde hay pelo, hay alegoría!

Nacidos en la cultura del copyright

with 4 comments

emprerdedor-cultura-copyright

(in English)

Nada tan dispar a la idea de cultura (que implica un sutil y especial contacto de almas) como la industria (que evoca montajes, reproducción en serie, circulación extensa y comercio de objetos convertidos en mercancía).

—Umberto Eco

¿Cultura como necesidad o cultura como adicción? ¿Cultura como intercambio o cultura como adquisición? ¿Cultura que se hace o cultura que se ingiere? ¿Cultura como estructura o cultura como relleno? ¿Cultura como acercamiento a sí mismo y a lo colectivo o cultura como compartimentalización de lo propio y lo ajeno? ¿Cultura como membrana o cultura como tabique? ¿Cultura como expresión o cultura como industria? ¿Cultura como bien común o cultura como producto de consumo? ¿Cultura como proceso o cultura como fin?…

Hay otras maneras de hacer la cultura (y la ciudad).

Written by Jules

05/10/2012 a 12:51 pm

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] español) Share this:TwitterFacebookPinterestDiggRedditLike this:LikeBe the first to like […]

  2. Había escrito un comentario divagando sobre que es Cultura. Al final, afortunadamente, lo he borrado y he llegado a la conclusión de que tampoco sé que es Cultura, que ya es una buena conclusión. Dos cosas: el enlace de “Hay otras maneras de hacer la cultura (y la ciudad)”, me parece interesante y útil; el título de “Nacidos en la cultura del Copyright” a bastantes nos viene desenfocado. Nacimos en una cultura sin copyright y por ello, alguno nos sentimos más cómodos en la cultura del Creative Commons o incluso del Copyleft.

    jeugenio

    06/10/2012 at 12:19 pm

    • ¿En qué sentido consideras que naciste “en una cultura sin copyright”?

      Gipsy Jules

      06/10/2012 at 1:34 pm

      • En mi época, no existía el copyright tal y como se conoce actualmente. No había indicador alguno de que estaba prohibido copiar un texto, idea o dibujo, únicamente el moral y esa cualidad era un bien escaso. Ciertamente, la oportunidad de plagiar estaba restringida a quienes tenían acceso a la “cultura” -también escasa-, y nunca se tenía la certeza de sí lo que estabas leyendo era creación del autor o copiado sin pudor. Con posterioridad, se han descubierto obras de “afamados escritores” contaminadas por el copia-pega.

        jeugenio

        07/10/2012 at 12:41 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: